jueves, 4 de agosto de 2016

Viajar con América hasta Europa.


No es ni mucho menos un juego de palabras. Aunque podría serlo. Con esta decisión de mudarme al viejo continente me llevo una parte importante de América conmigo. Me llevo el abrazo de los amigos, las caricias extrañadas, los consejos de la familia y los mensajes de adelante, te va a ir bien. Pero en este caso soy más literal y dejó un poco la poesía de lado.
Viajar con mi Perra que se llama América ha sido un proceso largo, de bastante planificación, pero si se hace bien no debería salir nada mal. Quiero contarles un poco porque siempre hay otra loca dando vueltas por ahí que no se animaría a cambio de vida sin su mascota. El hombre que me vendió el pasaje en Aerolíneas Argentinas me dijo sin tapujos: “¿Por qué no regalas a esta y te compras otra allá? “ . Para los locos entendidos: sin palabras.
El trámite empieza yendo al Senasa. Allí me dieron una lista de cosas a presentar diez días antes de viajar para hacerme un Certificado que me permita ingresar a la UE con el animal. La lista es la siguiente:
1) Certificado veterinario Nacional emitido hasta 10 días antes de viajar.
2) Certificado de rabia. (Dura un año)
3) Certificado de vacuna séxtuple.
4) Certificado de desparasitación externa (la pipeta)e interna .
5) Número de chip.
Lo primero que se hice fue buscar un veterinario que este empapado en el tema y que sepa que tipos de certificados se precisan. En general quien coloca el chip sabe. El chip es justamente eso…lo colocan por debajo de la piel del animal y sirve para identificarlo con un scanner. A partir de ese momento ese animal pasa a ser tu responsabilidad absoluta.
Luego se ponen fechas adecuadas para hacer las vacunas y la desparasitación y pedir el certificado al veterinario a cargo que debe ir con el número de chip.
Al mismo tiempo hay que conseguir una jaula que siga las normas exigidas por los aeropuertos. Debe tener un tamaño adecuado para que el animal vaya cómodo, pueda moverse dentro y pararse. Las jaulas vienen sin ruedas. Recomiendo comprarlas para facilitar la movilidad, principalmente dentro del aeropuerto donde el animal no puede salir en ningún momento.
El animal puede viajar como equipaje o como carga. En el primer caso se avisa con anticipación y se anuncia al momento de hacer el check in. Dos horas antes del vuelo lleve a América en su jaula hasta una oficina donde pasaron a la jaula y a la perra por un detector de metales. Alli laa deje medio llorisqueando. Pague de esta manera dos paquetes de exceso de equipaje. (Hoy 200 $US).  Las personas que mandan al animal como carga es en general porque el dueño no viaja en el mismo avión por alguna razón. Sale más caro, hay que sacar un seguro y el animal esta varias horas en depósito. La empresa a la que hay que llamar en caso de viajar por Aerolíneas Argentinas se llama JetPack.
Al llegar a Ezeiza Hay que dirigirse a la oficina del Senasa en la Terminal A. Allí se presentan los papeles y se le lee el chip am animal. Y se recibe un permiso de embarque.
Hay que prestar mucha atención a los datos que vuelca el Senasa en los certificados que emite ya que hay errores humanos frecuentes. En el certificado de América fallaron dos veces. Pusieron que era macho y le erraron en el número de chip. Por suerte todo saltó en Ezeiza y los agentes de Senasa tuvieron muy buena predisposición en corregir el problema. Sino hubiera sido mas engorrosa la entrada de America  a España.
El vuelo duro 12 horas. Las azafatas me dijeron que la escuchaban a América ladrar. Así yo me quedaba tranquila. Estaba nerviosa pero viva!
Cuando llego al aeropuerto de Barajas espero mis valijas en la cinta y de golpe la escucho a mi perrita ladrar. Y ahí la vi venir. En la cinta metida en su jaula. Cuando me vio empezó a llorar. Ya está. Estamos bien y juntas.

Último paso: entrar a España. Tuve que mostrar los certificados en aduana y le leen nuevamente el chip y voila! We are in!
Parece agotador. La clave es hacer todo paso a paso y con tiempo.
Algunos consejitos mas:
1) No conviene tranquilizar al animal con ninguna pastilla.
2) No conviene darle nada de comer ni de beber 12 horas antes del vuelo.
3) Llegar a Ezeiza con mucho tiempo de anticipación por si hay  que hacer cambios en Senasa.
4) Lo que cuento es para ingresar a la UE con Aerolíneas Argentinas. Verificar bien las necesidades y requisitos tanto del país de destino como de la aerolínea.
Ya estamos acá. Juntas. Arrancando de cero.