sábado, 16 de mayo de 2015

Ultimas fotos dela Muestra ¨Miradas de la India¨....

Mujer en el fuerte de Jaisalmer, me hizo acordar a Chefchauen, en Marruecos.




Cartel Cine
(Bombay)
Entre divertido y apasionado, naive y dramático. Es difícil definir el cine de la India. Gran industria. El gigante Bollywood que juega con la imaginación del público. Una pantalla que representa sólo a las castas más altas, donde las pieles son blancas, donde no hay olores desagradables. Donde los personajes son ricos, donde el sexo no es tabu, donde una mujer puede tener novio e ir al cine abrazada de su brazo. Donde una mujer puede volver después de las 6 de la tarde a la casa sin que sea considerada pecadora. Un mundo de fantasía. El cine es el cine, acá y en la China.














Mujer cocinando
(Kajuraho)
Desde el balconcito de la habitación la descubro. Ella nunca sabe que hay alguien observándola. Está en la terraza/cocina de su casa. Por un espacio largo de tiempo ella no hace más que amasar, moldear y hornear pan. Hace su labor con esmero.  Lo disfruta. Sabe que con esos panes redondos va a alimentar a su familia y los que sobran seguro que los vende para comprar más harina o arroz. Su vida es tan sencilla y se la ve tan feliz. Disfruto mi desayuno con ganas.




Mujer con nene
(Jaisalmer)
Salgo del hostel por primera vez para descubrir Jaisalmer. En la primera esquina veo a este bebé mirándome con sus ojos oscuros, penetrantes, inocentes.  Tiene pintura de ojos en la parte inferior. Necesidad de los adultos de creer que el khol los va a proteger de un mundo mágico de demonios y maldades.





Mujer vendiendo
(Jaisalmer)
No sé si ella me mira a mí o a la cámara. O bien me está obsequiando su rostro, su gesto, sus movimientos o bien me está queriendo vender una pulsera de plata sólo con un guiño. Good quality madam. Good Price madam. No quiero comprar, pero su éxito reside en la insistencia. Me acerco, miro sus productos y le muestro la foto que le acabo de sacar. Puedo ver de cerca cómo esos ojos grises se agrandan sorprendida, calculo, de su propia belleza.



Mujeres trabajando
(Parque Nacional Bandhargar)
Sus cuerpos delgados engañan. Son mujeres fuertes, firmes. Sus manos están percudidas de tanto trabajo en la cocina, en la tierra, en la construcción de sus casas, en la crianza de sus hijos. Son modelos en la pasarela del esfuerzo.

martes, 5 de mayo de 2015

Más fotos dela muestra ¨Miradas de la India¨.Esta vez retratos de hombres.

  
Hombre vendedor
(Jhodpur)
Mientras que algunos le escapan a la cámara, otros insisten con quedar grabados en tus recuerdos de viaje. Se hace llamar John, pero creo que su verdadero nombre es otro. Vende ajos y cebollas en el mercado central de Jhodpur. Me pide una foto, posa sonriente frente a la cámara, aprieto el gatillo. Como un niño ansioso me pide que le muestre la foto en la pantallita de la cámara. Vuelve a sonreir, asiente feliz moviendo la cabeza como diciendo que no  y me mira a los ojos. Good picture, repite una y otra vez. Hoy día pienso que no me acordaría de él si no fuera por esta foto que lo eternizó en mis álbumes de viajes. Él de los 1100 millones de indios va a quedar en mi recuerdo.


Hombres trabajando
(Goa)
El oxido está hasta en sus pieles. Ellos son su trabajo, es lo que los define y los absorbe. Horas sobre esos barcos tratando de darles una muerte digna. Pasa una barcaza de turistas con cámaras colgadas al cuello. Los turistas están absortos en  encontrar al prometido cocodrilo. Estos hombres no son vistos, son sólo parte del paisaje. Mi cámara los descubre. Nos saludamos y me regalan su mirada curiosa. Ellos también son India.