miércoles, 24 de febrero de 2010

Las primera playas bien brasileñas. Encuentro cercano del tercer tipo.

Río Grande II

Al segundo día en Río Grande conocimos a Wagner, otro amigo de Sidney. Él nos acompañó al Museo Oceanográfico donde me enteré (habla Regi) que durante la mitad del viaje no me voy a poder meter al mar por miedo a que algún tubarão (tiburón) ande con hambre. No sabíamos que había tantos tiburones en la costa del Brasil... bah, Fabi sí sabía, pero se guardó esa preciosa información.

Después del museo, Sidney nos estaba esperando con una riqúisima feijoada: arroz con salsa de frijoles negros y rojos, carne de cerdo, pollo , chorizo y, la original, agrega pata, oreja y nariz de cerdo... Hoy en día es un plato popular para todas las clases sociales, pero en un principio nació como el plato barato de los negros esclavos. Disfrutamos muchísimo del agasajo de Sidney.

sábado, 20 de febrero de 2010

Chui, ultimo pueblo de Uruguay...nuevo destino:Brasil

Pensábamos pasar por Chui para seguir camino, pero nos sentimos tan cómodos en el hostel de Chuy que decidimos que era el lugar adecuado para descansar de 10 días de carpa, así nomás, patas para arriba, haciendo nada.

Chuy/Chui (Uruguayo/Brasilero) es una ciudad rara, los puestos fronterizos están fuera de la ciudad y el límite dentro de la ciudad está marcado por una avenida boulevard. Del lado Uruguayo se llama Brasil y del lado Brasileño se llama Uruguay. Uno cruza de país a país cada vez que cruza el boulevard. La vereda brasileña está llena de supermercados y tiendas multirubros muy grandes y muy baratas. El lado uruguayo está lleno de free shops. Algunos de ellos están prohibidos para los uruguayos locales por razones impositivas, así que estos se hacen acompañar por amigos que tienen el documento de identidad con domicilio fuera de la ciudad. También se ven sujetos que, con discreción "alquilan sus documentos" para que los locales hagan sus compras.

lunes, 15 de febrero de 2010

La Paloma y Parque Nacional Santa Teresa.

La Ruta.

La ruta en esta parte del Uruguay no es tan fácil. Muchos turistas yendo a Brasil con autos sobrecargados. A pesar de eso, gracias a la buena onda que Fabi pone con su armónica y bastante paciencia, llegamos a La Paloma.

La idea era ir hasta Valizas y, desde ahí, hacer una caminata al famoso y renombrado Cabo Polonio. Pero cuando llegamos a Rocha ya era muy tarde para seguir, así que La Paloma nos tuvo de visita. El camping nos sorprendió por lo grande y organizado, pero finamente sucio: papelitos, botellas, bolsitas, cigarrillos que los turistas dejan y nadie se encarga de recoger. Sin otra opción nos quedamos.

Punta del Este.

El 6 por la mañana despegamos hacia Punta del Este. Llegamos entre dedo y colectivos. Los que nos conocen saben que este tipo de lugares del jet set no son nuestros preferidos. Fabián tiene la teoría de que el que va a Pinamar es porque no le da para ir a Punta del Este, y el que va a Punta del Este no le da para ir a Miami. Mucha gente nunca logra satisfacer sus expectativas en la vida. Nosotros, como sea, estamos veraneando en las playas de Punta del Este... ¿qué tul?

¡Las Llamadas!

Por la noche del jueves 4 fueron las primeras llamadas, que son la instroducción al Carnaval, que luego sucede durante 40 días en los tablados. Allí se muestran los humoristas, las murgas, los parodistas, las revistas, etc.

viernes, 5 de febrero de 2010

Algo sobre política....

Todo viaje empieza con expectativas, conocer esta o aquella ciudad, descubrir nuevas formas de vida, conocer de primera mano historias que uno lee en los diarios. En mi caso quería, a traves de HC, conocer jóvenes que militaran políticamente; saber de sus experiencias en el Frente Amplio y en el Partido de los Trabajadores, levarme en la mochila una pizca de sus realidades. Y aquí viene lo maravilloso del viaje independiente y HC.

jueves, 4 de febrero de 2010

Montevideo.

La llegada a Montevideo no fue fácil. Mucho argentino cheto yendo a Punta del Este con vidrios polarizados que ni nos dejaban verles las caras. Cansados, mal dormidos y acalorados, ya en Montevideo nos metimos al primer hostel que teníamos anotado; salió caro y malo. Más tarde descubrimos que Leandro, nuestro contacto HC y su mamá Adriana habían hecho una investigación para ver dónde podíamos dormir lindo y barato. El hotelito frente a su casa era ideal. Allí nos mudamos.

martes, 2 de febrero de 2010

Antigua Colonia del Sacramento.

Colonia es mucho más linda de lo que yo la recordaba, seguramente está ahora mucho más preparada para el turismo. El barrio histórico es una delicia para quien gusta de la historia y de conocer el pasado. Entre el paisaje callejero y el mirar algunas pinturas de época uno puede recrear toda la vida colonial en la mente: las mujeres caminando erguidas con sus vestidos y peinetones imponentes, los distinguidos comerciantes esperando los barcos en el puerto, los soldados custodiando la muralla y el puente, las lavanderas, los negros mulatos e indios cargando sobre los hombros el desprecio inmerecido de los blancos y la bandera portuguesa, española u oriental, dependiendo de la fecha.